Un pasaje electrónico es un registro en la base de datos de la compañía aérea que opera el vuelo, que contiene la misma información y fiabilidad que los antiguos pasajes físicos.

Los datos del vuelo se registran mediante la clave o código localizador que Atrápalo Chile te facilita en el momento en que confirmas la reserva. Por ello, no es necesario ningún documento justificante (pasaje de papel) para viajar, sino que basta con presentar esta clave (código localizador) e identificarse con la documentación en vigor para obtener la tarjeta de embarque el día del viaje en el mostrador de facturación de la compañía aérea, según las indicaciones que Atrapalo Chile te envía en el e-mail de confirmación de emisión de pasaje.

La mayoría de las compañías aéreas ofrecen tarifas especiales únicamente para pasajes electrónicos.

Este sistema es más cómodo, económico y fácil, tanto para el pasajero como para la compañía aérea.