Hay tiendas de todo tipo a bordo: perfumes, ropa, accesorios, cosméticos, joyas, relojes, recuerdos, etc. Las compras pueden realizarse como duty-free en casi todos los cruceros. Durante la parada en los puertos las tiendas permanecerán cerradas.