Si el proveedor acuerda abrir una sucursal fuera de sus horas regulares de trabajo para proporcionarle un vehículo, después realizará un recargo - a lo que se le llama "recargo fuera de hora laboral". Este recargo cubre el coste de suministrar el personal y la localización y se paga en la misma sucursal al recoger su vehículo.