Casi todos los alquileres de coches te pedirán que dejes un depósito de seguridad para el vehículo, que perderás en caso que este sufra algún daño. Atrápalo Chile ofrece un producto de Cobertuta Total que te permite recobrar su depósito.

Si le ocurriera algún un daño al vehículo, el proveedor local te cobrará todo o parte del depósito, cantidad que podrás reclamar a nuestro proveedor siempre que se ajuste a nuestros términos y condiciones. Para hacerlo, debes enviar un correo a la entidad que emitió el seguro con:

- Una copia del reporte del accidente por parte del proveedor. Este deberá ser completado antes de que se finalice el alquiler.

- Una copia de los documentos de alquiler del vehículo que describa claramente el daño.

- Comprobante del pago deducido de tu tarjeta de crédito.


Si el daño ha sido causado por una tercera parte:

Asegúrate de obtener un reporte policial. Generalmente los proveedores cargan la franquicia inmediatamente. El proveedor realizará las investigaciones y se pondrá en contacto con las terceras partes basándose en la información que hayas suministrado. Una vez hayas recibido el dinero por parte de la aseguradora, se te rembolsará la parte de la franquicia que haya sido cobrada. A veces, este proceso puede llegar a tomar hasta 6 meses. Si este periodo ha transcurrido y no has recibido el reembolso, podrás reclamar el monto pagado a través del rembolso de la franquicia.


Estos documentos se deben enviar a nuestro departamento de atención al cliente en un plazo no mayor a 28 días luego de la finalización del alquiler. Si tu reclamo es aceptado por nuestro proveedor, el pago que deberás cubrir por el daño se limitará al coste que pago por nuestro producto de reembolso de la franquicia.


Las políticas de las compañías de Rent a Car y de Atrápalo Chile concuerdan que no reembolsarán dinero alguno por artículos no incluidos en la póliza de seguro. Todas las exclusiones a cobertura están incluidas en el contrato suministrado por la agencia local al retirar el vehículo. Estas excepciones varían de país en país y entre los diferentes proveedores. Algunas de las exclusiones más comunes incluyen pero no limitan, lo siguiente:


- Daños causados a las ventanas, parabrisas, vidrios, interior del vehículo, ruedas y/o neumáticos, el techo y la parte de abajo del coche, objetos personales.

- Si el conductor se encuentra bajo la influencia de las drogas y/o alcohol.

- Si el nombre del conductor no está agregado en el contrato de alquiler.

- Cargos de remolque o daños causados durante el remolque por parte de una tercera parte no autorizada.

- Si el vehículo es conducido negligentemente, sin los cuidados necesarios, incluyendo conducir por fuera de la carretera o en caminos sin asfaltar.


A tener en cuenta:

Ten en cuenta que el producto de reembolso de la franquicia por daños no cubre daños al contenido o a las personas en el vehículo. La Cobertura del Reembolso de Franquicia por Daños sólo cubre una incidencia de daños en la duración de alquiler, así que en caso que el vehículo (o vehículo reemplazado) esté implicado en dos colisiones/incidentes y se deriven dos cargos diferentes, el Producto de Reembolso de la Franquicia por Daños cubrirá solamente el primer caso de daños. La cobertura del reembolso de la Franquicia por Daños no cubre robo del vehículo. Para más información con respecto a este producto, no dudes en contactar con nuestro proveedor de Arriendos pago en Atrápalo.